sábado, 26 de enero de 2008


Los quelonios o testudines son un orden de reptiles anápsidos, terrestres, fluviales o marinos, con dos pares de patas cortas y fuertes, mandíbulas sin dientes, pero con pico córneo y fuertes huesos cutáneos, cubiertos de placas o escudos córneos o coriáceos, que forman un caparazón compuesto de un espaldar más o menos convexo y de un peto plano.
La vértebras torácicas suelen estar coldadas con el caparazón y la abertura cloacal es longitudinal.
Son ovíparos y dejan los huevos en agujeros del suelo; son lentos, y se alimentan con preferencia de materias, aunque también muchos vegetales.
Resisten bien el hambre y la sed. De algunos de ellos se aprovecha la carne y los huevos como alimento, y la concha o caparazón de casi todos se utiliza para la fabricación de objetos en el arte y en la industria.
Hay más de 300 especies, tropicales la mayoría, unas con un verdadero caparazón óseo y otras con un caparazón coriáceo

2 comentarios:

LOS QUELONIOS dijo...

okey me preocupa que "el jefe" nos haya comparado con unas tortugas....o sea que sobrevivir en la empresa es asunto de Tortugas Ninjas...

María Esther dijo...

Lo bueno de las tortugas es que suelen llegar a la meta antes que las liebres... Sin prisa y con constancia se alcanza el objetivo.
Te felicito Renata. Muy buena iniciativa. Un abrazo para todos. Saludos, María Esther... Quelonia de Oriente